PRUEBA PILOTO EN CATALUÑA (ESPAÑA)
Elecciones catalanas de noviembre 2003 (II)
Votobit 11-04-2004
:: VOLUMEN 2

Índice

ELECCIONES CATALANAS DE NOVIEMBRE DE 2003
:: VOLUMEN I
Marco normativo
Consideraciones generales
Voto remoto
:: VOLUMEN II
Urna electrónica
Papeleta electrónica
Repertorio bibliográfico

> URNA ELECTRÓNICA (pantalla táctil)

El segundo sistema ensayado en las elecciones catalanas consistió en el uso de una pantalla táctil gracias al impulso asumido por la empresa española Indra. Se trata de una empresa especializada en tres campos de actuación –tecnologías de la información, simulación y sistemas automáticos de mantenimiento y equipos tecnológicos de defensa— incluyéndose en el primero de ellos todo los aspectos relativos a la informatización de las adminstraciones públicas y, de forma más concreta, el perfeccionamiento de los procesos electorales. En este último campo, Indra cuenta con una dilatada experiencia ya que desde 1978, con ocasión del referéndum constitucional español, ha asumido la organización de numerosas convocatorias electorales tanto en España como en el extranjero –ejs.: Nicaragua (1996), Argentina (1996, 1997) o Venezuela (1998)—. También ha habido diversas pruebas de voto electrónico como las elecciones internas de la Guardia Civil u otras experiencias en el Reino Unido y en Argentina –Ushuaia—.

Gracias a esta trayectoria, Indra ha desarrollado diversos sistemas de voto electrónico que abarcan tanto la pantalla táctil, utilizado precisamente en los comicios catalanes, como la papeleta electrónica o incluso el voto remoto a través de Internet.


> Identificación

El proceso de identificación se desarrolla igual que en el sistema tradicional, es decir, mediante la exhibición de un documento acreditativo de la identidad del ciudadano que pretende ejercer su derecho al sufragio y la comparación de sus datos con el censo que obra en poder de los componentes de la Mesa Electoral.


> Procedimiento de voto

Una vez confirmada la identidad de la persona y su derecho a sufragio, el Presidente de la Mesa le entrega una tarjeta inteligente mediante la que podrá operar en la pantalla táctil que hace los efectos de urna electrónica. Estas tarjetas llevan incorporado un sistema interno de control que las invalida una vez que han sido utilizadas de tal forma que se impide que una misma tarjeta pueda servir para emitir el voto varias veces. De hecho, en el ensayo catalán, la persona responsable del sistema en Canyelles tenía almacenadas numerosas tarjetas anuladas una vez que los ciudadanos ya habían ejercido su derecho al voto y pudo comprobarse como la urna rechazaba la utilización de esas tarjetas. Su protocolo informático interno permite asimismo reprogramarlas a efectos de su utilización en posteriores comicios.

En el caso catalán, Indra optó por no entregar las tarjetas, pero cabría preguntarse si, en una prueba ya vinculante y oficial, su uso pudiera ser diferente. En el supuesto de que tales tarjetas conservaran en sus circuitos internos datos sobre el voto emitido, cabría la posibilidad de que se utilizaran como comprobantes de voto entregándolas a los propios ciudadanos en un sistema parecido al de Scytl. Por otra parte, también podrían introducirse en una urna controlada por la Mesa Electoral siguiendo una dinámica similar a la de Demotek, aunque sin contar evidentemente con las garantías de un registro en papel.

Sea como sea, cabe esperar que la Mesa Electoral efectúe un control riguroso sobre la entrega, utilización y eventual devolución de las tarjetas inteligentes a fin de evitar usos fraudulentos de las mismas y, de forma más concreta, su entrega a un tercero no habilitado para ejercer el derecho de sufragio.

Adviértase que la instalación física consiste únicamente en un pequeño aparato electrónico que no ofrece mayores garantías de seguridad. Al igual que se hace con las urnas tradicionales, y quizás con más motivo en estos casos, el acceso a la pantalla táctil debe estar rigurosamente restringido y vigilado de tal forma que solamente aquella persona legitimada para emitir su voto pueda situarse delante de la pantalla y operar con ella. Debe preservarse asimismo el secreto de la votación creando un espacio de protección alrededor de la urna o incluso disponiendo una cabina individualizada para que el ciudadano pueda votar con todas las garantías necesarias.

Al hilo de esta cuestión, resulta obligatorio referirnos a los sorprendentes resultados del muncipio ilerdense de Torres de Segre (cfr. infra): 157 votos en blanco, es decir, un 47,01% del total. Si comparamos tal porcentaje tanto con los obtenidos en los restantes cuatro municipios como sobre todo con los resultados oficiales de la misma localidad, advertiremos que es anormalmente elevado. En cambio, si se compara con los resultados del ensayo realizado en la otra mesa existente en este municipio, observaremos como el sistema Demotek también arroja un porcentaje elevado de votos en blanco (9,77%), aunque sin alcanzar las cifras citadas.

Una vez evacuadas ciertas consultas informales tanto con el Ayuntamiento referido como con los responsables de Indra, puede afirmarse, al menos para el caso de esta última empresa, que la incorrecta ubicación de la pantalla táctil comprometió el secreto del voto de los ciudadanos y propició seguramente que muchos de ellos optaran, como se ha visto, por emitir un voto en blanco o incluso por no participar. La mesa electoral estaba situada en una habitación excesivamente pequeña. Tras una primera ubicación –la pantalla encarada a un rincón— que causó ciertos problemas, se decidió colocar la urna en el centro de la habitación, aunque tanto el Presidente de la Mesa como otros de sus miembros podían entonces observar el sentido del voto de cada ciudadano. Tal solución aumentó la participación, pero también seguramente los votos en blanco.

En relación con el diseño de la pantalla y con las opciones de voto en blanco y nulo, pueden reproducirse aquí las mismas reflexiones del apartado anterior.


> Consideraciones socio-políticas

En lo que respecta a los resultados obtenidos por poblaciones, Canyelles destaca por tener el mayor volumen de abstención en la utilización de la prueba piloto, tanto en valores absolutos –66,41%– como relativos, es decir, en relación con los resultados de las pruebas oficiales –casi treinta puntos de diferencia—. Se mantiene por lo demás una distribución muy similar entre los porcentajes de voto a los diferentes partidos en uno u otro caso (tabla 9).

CANYELLES (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa A · Censo 911)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
575
63,12%
336
36,88
2
0,35%
7
1,22%
566
98,43%
573
99,65%
Votos
Piloto
306
33,59%
605
66,41%
0 6
1,96%
300
98,04%
306
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 105 34,31
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 96 31,37
Esquerra Republicana de Catalunya 33 10,78
Partit Popular 30 9,8
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 29 9,48
Otros 7 2,29
Tabla 9. SISTEMA INDRA. Resultados en las votaciones en CANYELLES (voto real y voto electrónico).

En el caso de Creixell (tabla 10), si bien se mantiene la misma característica en lo que hace referencia a un mayor volumen de abstención en la votación electrónica, debe hacerse notar una doble tendencia que, en el resto de casos, se confirma: un descenso significativo de los votos electrónicos recibidos por el PP en relación a los votos reales obtenidos así como, por otro lado, valores más elevados para ERC e IC-V en las votaciones electrónicas. Ello podría explicarse, dentro de la consideración experimental de dicha votación electrónica, como una manifestación de los deseos reales del votante antes de ser tamizados por las consideraciones estratégicas de su voto.


CREIXELL (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa A · Censo 827)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
525
63,42%
302
36,51%
8
1,52%
2
0,38%
515
98,9%
517
98,47%
Votos
Piloto
411
49,70%
416
50,30%
0 10
2,43%
401
97,57%
411
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 136 33,09
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 96 23,36
Esquerra Republicana de Catalunya 70 17,03
Partit Popular 56 13,63
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 27 6,57
Otros 16 3,89
Tabla 10. SISTEMA INDRA. Resultados en las votaciones en CREIXELL (voto real y voto electrónico).

El caso de Torres de Segre ya se ha comentado anteriormente, en especial lo referente al significativo volumen de votos en blanco. Como se ha advertido, tras conversaciones con miembros del consistorio y de Indra, se señaló como principal deficiencia del proceso la ubicación incorrecta de la pantalla táctil, orientada hacia el presidente de la mesa electoral, lo que sin duda alguna desincentivó tanto la participación como la expresión de un voto a alguna de las candidaturas en liza.


TORRES DE SEGRE (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa A · Censo 720)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
511
70,97%
209
29,03%
0
6
1,17%
505
98,82%
511
100%
Votos
Piloto
334
46,39%
386
53,61%
0 157
47,01%
177
52,99%
334
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 96 28,74
Esquerra Republicana de Catalunya 33 9,88
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 23 6,89
Partit Popular 10 2,99
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 6 1,8
Otros 9 2,7
Tabla 11. SISTEMA INDRA. Resultados en las votaciones en TORRES DE SEGRE (voto real y voto electrónico).



LA FATARELLA (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa U · Censo 503)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
356
70,77%
147
29,23%
1
0,28%
3
0,84%
352
98,87%
355
99,71%
Votos
Piloto
302
60,04%
201
39,96%
0 6
1,99%
296
98,01%
302
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 96 28,74
Esquerra Republicana de Catalunya 33 9,88
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 23 6,89
Partit Popular 10 2,99
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 6 1,8
Otros 9 2,7
Tabla 12. SISTEMA INDRA. Resultados en las votaciones en LA FATARELLA (voto real y voto electrónico).



LLERS (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa A · Censo 463)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
319
68,90%
144
31,10%
1
0,31%
3
0,94%
315
98,74%
318
99,68%
Votos
Piloto
239
51,62%
224
48,38%
0 11
4,60%
228
95,40%
239
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 109 45,61
Esquerra Republicana de Catalunya 56 23,43
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 32 13,39
Partit Popular 12 5,02
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 8 3,35
Otros 11 4,61
Tabla 13. SISTEMA INDRA. Resultados en las votaciones en LLERS (voto real y voto electrónico).


> PAPELETA ELECTRÓNICA

El tercer y último sistema de voto ensayado consistió en la utilización de una urna apta para leer papeletas electrónicas y desarrollar un cómputo autómatico de las mismas. Su organización fue asumida por Demotek. Se trata de una iniciativa vasca en la que confluyen diversos actores tanto institucionales –Dirección de Procesos Electorales y Documentación del Gobierno Vasco— como empresariales con la incorporación de las siguientes firmas: Ibermatica, Ikusi, Hunolt y Euskaltel. También participaron tanto los centros tecnológicos Ikerlan y Robotiker como la Universidad del País Vasco (cfr. DEMOTEK, 2004a)..

Todos estos esfuerzos permitieron desarrollar diversos sistemas de voto electrónico en los que se pone especial énfasis en combinar las nuevas aplicaciones tecnológicas con el respeto a «la forma actual de votación» (DEMOTEK, 2004a). Además del ensayo no vinculante desarrollado en Cataluña, ya ha habido diversas pruebas destacando, por el número especialmente elevado de participantes –18.100 votantes—, las elecciones a la presidencia del Athletic Club de Bilbao desarrolladas en junio del 2001. También se ha probado el mismo sistema en elecciones internas de la Universidad del País Vasco y de la empresa Ikusi (DEMOTEK, 2004b).

Cabe destacar asimismo que el País Vasco es el único territorio de la península que cuenta con una legislación específica para los casos de voto electrónico (Ley 15/1998). Tal norma no se basa en el sistema descrito en estas líneas, sino en la utilización de tarjetas magnéticas, pero es probable, de todas formas, su próxima reforma a fin de adecuar la regulación existente al caso Demotek, es decir, al voto mediante papeletas con lectura óptica.


> Identificación

En este primer paso, el sistema Demotek no plantea ninguna novedad ya que el método de identificación es el utilizado en los casos tradicionales. Al tratarse de un voto presencial y no suponer, como veremos a continuación, una alteración sustancial del comportamiento del votante, el trámite de identificación se desarrollará sin ninguna peculiaridad presentando un documento acreditativo de identidad ante el presidente de la mesa electoral quien habilitará, en consecuencia, a una persona concreta para la emisión del voto.


> Procedimiento de voto

El sistema Demotek se basa en la utilización de una papeleta electrónica, es decir, un documento en papel que incorpora un dispositivo específico que facilita su lectura automática. Una de sus principales ventajas consiste en que el ciudadano no se ve obligado a alterar en gran medida su comportamiento habitual. De esta forma, sigue existiendo, al lado de la mesa electoral, un conjunto de papeletas correspondientes a cada candidatura en las que el votante podrá consultar tanto las siglas del partido elegido como los componentes individuales que aspiran a la obtención de un escaño parlamentario. El votante deberá escoger, al igual que hace hoy en día, una de ellas.

La única novedad consiste en que, en vez de introducirla en un sobre, deberá doblarla y cerrarla por la parte encolada de tal manera que pueda introducirse en la urna con las máximas garantías de privacidad, es decir, sin que haya riesgo de que, por ejemplo, se abra accidentalmente dentro de la urna.

Fig. 5
La urna consta de dos ranuras: una para comprobar que la papeleta es válida para esa elección y otra en la que se introduce efectivamente la papeleta en la urna juntándola con el resto (fig. 5). La primera ranura constituye un mecanismo de control destinado a evitar la introducción de papeletas incorrectas dado que, de admitirse alguna de ellas, el cómputo arrojaría resultados no acordes con la normativa vigente. Obsérvese, en este sentido, que esta posibilidad se refiere a papeletas de apariencia correcta, pero no destinadas a una concreta Mesa.

Habida cuenta que los sistemas electorales contemporáneos prevén la existencia de múltiples circunscripciones con candidaturas diferentes en cada una de ellas, el sistema deberá identificar que la papeleta que se pretende introducir corresponde exactamente con el abanico de candidaturas en liza en una concreta Mesa Electoral.

En el caso de las elecciones catalanas, existían cuatro divisiones electorales correspondientes a las cuatro provincias en las que se divide la Comunidad Autónoma de Cataluña. Todo partido político podía presentarse en todas o en parte de estas circunscripciones con la condición de que hubiera, aun bajo las mismas siglas, una lista diferente en cada distrito. De hecho, los municipios elegidos para el ensayo con voto electrónico pertenecían a las cuatro circunscripciones mencionadas –Lleida, Barcelona, Girona y Tarragona— y Demotek tuvo que editar, en ciertos casos, hasta cuatro tipos distintos de papeletas electrónicas para determinadas formaciones políticas. Una vez que la papeleta ha sido verificada, se abre automáticamente la otra ranura y solo el Presidente está autorizado a introducirla en la urna.

Cada urna cuenta con un lector automático, situado en su embocadura, que identifica la candidatura a la que corresponde la papeleta y genera un recuento automático. Adviértase, en este sentido, que el sistema electoral utilizado en Cataluña facilitaba enormemente esta tarea. Se trataba de listas cerradas, es decir, cada papeleta, pese a contener varios candidatos, pertenecía a una sola formación política y debía computarse como tal. Si estuviéramos, por el contrario, ante supuestos de listas abiertas, como sucede en el Senado español, el mecanismo de lectura debería perfeccionarse ya que, existiendo una única papeleta, el elector puede marcar determinados candidatos que deberían ser posteriormente identificados por el lector electrónico. Según la información recibida, Demotek ha desarrollado sistemas alternativos al presentado capacitados precisamente para gestionar electrónicamente casos como el descrito (cfr. JONES, 2003: 8).

Se prevé el voto en blanco mediante la inclusión de una papeleta similar a las anteriores en la que no figura ninguna candidatura. El votante actuará de forma idéntica ya que deberá encolar la papeleta e introducirla en la urna.

El sistema ensayado en Cataluña no preveía, sin embargo, la opción del voto nulo. A tenor de las explicaciones recibidas, este tipo de sufragio podría incluirse en la categoría de voto reservado. Si, por ejemplo, una de las papeletas contiene rayones o tachaduras invalidantes, la Mesa la calificaría como voto reservado de tal manera que sería transferida a la Junta Electoral para su cómputo definitivo. Obsérvese, sin embargo, que tal opción solo sería viable si existiera recuento manual, es decir, si la Mesa Electoral optara por desconocer el cómputo automático y decidiera verificarlo manualmente mediante el recuento de las papeletas de forma tradicional. Solo entonces podría advertirse la existencia de un voto eventualmente nulo y podría aplicarse el procedimiento descrito en el párrafo anterior.

De todas formas, se haga o no esta verificación manual, el recuento electrónico no habría tomado en cuenta la existencia de ese voto inválido ya que, al fijarse solamente en el dispositivo óptico, lo habría contabilizado como uno más de la candidatura correspondiente. Por otra parte, el hecho de que la solución propuesta para incorporar votos nulos exija el retorno a los procedimientos tradicionales elimina las ventajas inherentes al sistema electrónico, es decir, aunque se consiga enriquecer el procedimiento mediante la inclusión de los votos nulos, se olvidan correlativamente los objetivos de agilidad y eficacia que se perseguían con los mecanismos electrónicos.

Obviamente existe otra solución mucho más sencilla plenamente compatible con las ventajas aportadas por Demotek. Se trataría de aumentar los tipos de papeletas añadiendo, al lado de la de voto en blanco, otra destinada al voto nulo. Como ya hemos señalado anteriormente, la asimilación entre voto en blanco y voto nulo elimina ciertos obstáculos, pero suprime asimismo las peculiaridades que identifican el uso del voto nulo, es decir, su carga democrática de protesta e inconformismo que debería seguir estando en manos de los ciudadanos.

Fig. 6
En relación con el problema del comprobante de voto, el sistema Demotek no ofrece al elector un recibo en papel, pero articula un mecanismo alternativo consistente en un lector de luz ultravioleta en el que cada votante podrá verificar, incluso después de cerrar la papeleta, que tal documento corresponde efectivamente con su opción ideológica (fig. 6). Sea como sea, en los casos de papeleta electrónica como el presente, la virtualidad del comprobante es diferente a los dos supuestos anteriores.

Mientras que antes los recibos de votación constituían una última salvaguarda que permitiría, llegado el caso, verificar que un determinado sufragio ha sido computado, aquí tal finalidad ya se considera cubierta con la existencia de una urna en la que se introducen las papeletas. De hecho, ésta es una de las ventajas más relevantes de un sistema como el de Demotek ya que, aun introduciendo elementos electrónicos, siempre queda la posibilidad de realizar un recuento manual con las mismas garantías que el que se lleva a cabo hoy en día.

Como detalles complementarios de seguridad, cabe señalar que los resultados pueden transmitirse por GSM y que cada urna cuenta con una tarjeta de arranque y otra de borrado, a disposición del Presidente, de tal forma que se prevé su reciclaje y posterior utilización en otros comicios.


> Auditoría

Como ya se ha señalado, Demotek ofrece el sistema más sencillo de control ya que, llegado el caso, siempre se puede proceder al recuento manual. De todas formas, tal eventualidad debe considerarse de modo excepcional ya que, en una aplicación ordinaria de este sistema, lo idóneo sería confiar en los recuentos automáticos generados por la propia urna. Se plantean, por lo tanto, los mismos interrogantes que habíamos identificado con anterioridad. ¿Cómo podemos garantizar la credibilidad de ese sistema si no conocemos su protocolo interno? ¿Cómo puede garantizarse que no ha habido ninguna manipulación en ninguna de las urnas instaladas?

A tenor de las explicaciones proporcionadas por los responsables de Demotek, se prevé asimismo, aunque no en ensayos piloto como el catalán, un sistema selectivo de control por parte de la Junta Electoral. Se opta, por lo tanto, por una solución intermedia de tal forma que, sin necesidad de desvelar por entero el código fuente, se permite que determinadas instancias pueden acceder a él a efectos de proporcionar la suficiente credibilidad al conjunto de la ciudadanía.


> Consideraciones sociopolíticas

La propuesta de votación electrónica desarrollada por Demotek es, entre los diferentes sistemas experimentados, la que implica menos cambios para el votante, aunque también la que ofrece menos versatilidad ya que únicamente se consigue acelerar el recuento, pero no descentralizarlo.

A tenor de las explicaciones recibidas, una de las ventajas más relevantes de este sistema consiste en que es compatible con el mailing electoral que los partidos políticos españoles acostumbran a realizar durante la campaña. Tanto es así que éste ha sido uno de los motivos que está impulsando la probable reforma de la legislación electoral vasca aun antes de haber sido aplicada por primera vez. Aun siendo un elemento alejado de la estricta técnica informática y basado en elementos socio-políticos, no cabe desdeñar su trascendencia habida cuenta de que son precisamente los partidos políticos y sus representantes quienes deben involucrarse en la aplicación y generalización de los sistemas de voto electrónico. Si éstos restan capacidad de maniobra a los partidos durante la campaña electoral al limitarles la posibilidad de buzoneo, será más difícil que la clase política perciba la utilidad de los mecanismos de voto electrónico.

En lo que hace referencia a los resultados electorales obtenidos mediante el uso del sistema Demotek, las características generales son muy similares a las descritas anteriormente en la evaluación del sistema Indra. El nivel de participación, aun presentando porcentajes apreciables, se mantiene siempre a distancia de las cifras de la votación presencial. En el caso de Llers, municipio con menor diferencia entre ambas modalidades, sigue habiendo un distancia de casi seis puntos que llega a alcanzar, en el caso más extremo –Canyelles— más de 28 puntos. Se mantiene, por otra parte, una cierta tendencia –en la votación electrónica— a sub-representar al PP mientras que se sobre-representa a ERC y a IC-V.

No obstante, en el caso de la utilización de las papeletas electrónicas de Demotek, parece detectarse una cierta dificultad para el elector en lo que hace referencia a la correcta identificación de la opción política por la que quiere efectuar su voto. Esta conclusión parecería lógica a la luz de la dispersión de sufragios que se observa hacia formaciones políticas diferentes de los cinco grandes partidos: CiU, PSC, ERC, PP y IC-V. La comaparación de los votos dirigidos a otras opciones en dichos municipios mediante votación tradicional y mediante pantalla táctil respecto a la papeleta electrónica parece mostrar, con una cierta claridad, que el votante no identificó correctamente la opción electoral deseada.

CANYELLES (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa B · Censo 1.092)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
675
61,81%
417
38,19%
1
0,15%
3
0,44%
671
99,40%
674
99,85%
Votos
Piloto
*
368
33,67%
725
66,33%
0 8
2,17%
360
97,63%
368
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 121 32,28
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 108 29,35
Esquerra Republicana de Catalunya 50 13,59
Partit Popular 35 9,51
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 27 7,34
Otros 19 5,16
Tabla 14. SISTEMA DEMOTEK. Resultados en las votaciones en CANYELLES (voto real y voto electrónico).
(*) Existe una pequeña discrepancia en los datos aportados de forma oficial por la administración electoral catalana ya que, mientras el censo de las pruebas tradicionales cifra en 1092 el número de electores en esta Mesa, los resultados del sistema electrónico Demotek se basan en un total de 1093 ciudadanos con derecho a voto (véase infra).


CREIXELL (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa B · Censo 900)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
556
61,77%
334
38,33%
5
0,89%
2
0,35%
549
98,74%
551
98,10%
Votos
Piloto*
357
39,62%
544
60,38%
0 6
1,68%
351
98,32%
357
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 126 35,29
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 82 22,97
Esquerra Republicana de Catalunya 57 15,97
Partit Popular 41 11,48
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 24 6,72
Otros 21 5,88
Tabla 15. SISTEMA DEMOTEK. Resultados en las votaciones en CREIXELL (voto real y voto electrónico).
(*) Al igual que en el caso anterior, existe una pequeña discrepancia en los datos aportados de forma oficial por la administración electoral catalana ya que, mientras el censo de las pruebas tradicionales cifra en 900 el número de electores en esta Mesa, los resultados del sistema electrónico Demotek se basan en un total de 901 ciudadanos con derecho a voto (véase infra).


TORRES DE SEGRE (Distrito 1 · Sección 1 · Mesa B · Censo 828)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
569
68,72%
259
31,28%
1
0,18%
8
1,41%
560
98,41%
568
99,82%
Votos
Piloto*
348
42,08%
479
57,92%
0 34
9,77%
314
90,23%
348
100%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 128 36,78
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 49 14,08
Esquerra Republicana de Catalunya 37 10,63
Partit Popular 23 6,61
Partit Obrer Socialista Internacionalista 15 4,31
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 9 2,59
Otros** 53 15,22
Tabla 16. SISTEMA DEMOTEK. Resultados en las votaciones en TORRES DE SEGRE (voto real y voto electrónico).
(*) Al igual que en los casos anteriores, existe una pequeña discrepancia en los datos aportados de forma oficial por la administración electoral catalana ya que, mientras el censo de las pruebas tradicionales cifra en 828 el número de electores en esta Mesa, los resultados del sistema electrónico Demotek se basan en un total de 827 ciudadanos con derecho a voto (véase infra).
(**) Aquí se ha optado por incluir los datos de seis candidaturas habida cuenta que las cinco primeras formaciones no coinciden en las pruebas electrónicas y presenciales. Mientras que Iniciativa se sitúa en quinta posición en la versión tradicional, solamente alcanza la octava plaza con el sistema Demotek. Queda superada por el Partit Obrer Socialista Internacionalista, por el Partit Humanista de Catalunya y por Izquierda Republicana – Partit Republicà d’Esquerra.


LA FATARELLA (Distrito 1 · Sección 2 · Mesa U · Censo 534)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
391
73,22%
148
26,78%
0
2
0,51%
389
99,48%
391
100%
Votos
Piloto*
246
46,15%
287
53,85%
0 2
0,81%
244
99,19%
246
100%
Candidaturas Votos %
Esquerra Republicana de Catalunya 92 37,40
Convergencia i Unió 81 32,93
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 34 13,82
Partit Popular 15 6,10
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 11 4,47
Otros 11 4,49
Tabla 17. SISTEMA DEMOTEK. Resultados en las votaciones en LA FATARELLA (voto real y voto electrónico).
(*) Se reiteran aquí las discrepancias en los datos aportados de forma oficial por la administración electoral catalana ya que, mientras el censo de las pruebas tradicionales cifra en 534 el número de electores en esta Mesa, los resultados del sistema electrónico Demotek se basan en un total de 533 ciudadanos con derecho a voto (véase infra).


LLERS (Distrito 1 · Sección 2 · Mesa B · Censo 407)
Votantes Abstenc Nulos En Blanco Candidaturas Válidos
Votos
Oficiales
236
57,99%
171
42,01%
0
3
1,27%
233
98,73%
236
100%
Votos
Piloto
260
63,88%
147
36,12%
4
1,54%
0
256
98,46%
256
98,46%
Candidaturas Votos %
Convergencia i Unió 93 39,41
Esquerra Republicana de Catalunya 61 25,85
Partit dels Socialistes de Catalunya-CpC 37 15,68
Partit Popular 14 5,93
Iniciativa per Catalunya Verds - Esq. Alt. 10 4,24
Otros 18 7,62
Tabla 18. SISTEMA DEMOTEK. Resultados en las votaciones en LLERS (voto real y voto electrónico).

NOTA. Todos los resultados ofrecidos en las tablas precedentes proceden de la información oficial facilitada por la Generalitat de Catalunya.


Las discrepancias en los resultados resaltadas en las precedentes notas al pie pueden obedecer a que las pruebas de voto electrónico no se basaron en el censo electoral definitivo. Cabe recordar, en este sentido, que, según la legislación española (art. 39.2LOREG), cualquier convocatoria electoral lleva aparejada la apertura de un plazo de actualización del censo durante el que los ciudadanos pueden verificar la corrección de sus datos y solicitar, en su caso, su modificación. Según los responsables de Demotek, el censo utilizado les fue entregado el 2 de octubre de 2003, es decir, antes de la finalización de ese periodo de actualización. Se trataba, por lo tanto, de un censo distinto al utilizado finalmente el 16 de noviembre en las elecciones oficiales y tal hecho puede justificar la diferencia de votos. Adviértase, de todas formas, que el Instituto Nacional de Estadística regulariza mensualmente los censos y las cifras que ofrece, en relación con los cuatro municipios afectados durante los meses anteriores a los comicios, tampoco coinciden con el número total de electores manejado en las pruebas de voto electrónico (cfr. INE, 2004).

Sea como sea, los datos de las diferentes experiencias parecen apuntar hacia una de las principales consideraciones a tener presente en el desarrollo e implementación de sistemas de voto electrónico: la desmitificación del recurso a las nuevas tecnologías como panacea del proceso democrático. Tanto en estas pruebas piloto de votación electrónica como en otras experiencias previas –en España (elecciones al Claustro de la Universidad de Barcelona) o en otros países (cfr. LGA, 2002)—, el principal escollo con el que se enfrenta el e-voto es la participación. Si bien uno de los elementos centrales de la dinámica participativa en el contexto de las nuevas tecnologías es la prevención y/o superación de la brecha digital mediante procesos de alfabetización , lo cierto es que «utilizar el voto como una varita mágica que va a solucionar los problemas actuales de desidia a la hora de votar o la mala percepción que los usuarios tienen de la política es como mínimo irrelevante y hasta puede convertirse en contraproducente» (EDEMOCRACIA, 2004: 8).


> Repertorio bibliográfico

CANO BUESO, Juan (2001) “En torno a las transformaciones de la representación política”, Boletín Mexicano de Derecho Comparado, 101, pp. 381-420. [15 de enero de 2004]
DEMOTEK (2004) El voto electrónico en Euskadi, Departamento de Interior / Dirección de Procesos Electorales y Documentación. [12 de enero de 2004]
EDEMOCRACIA (2004) E-voto en España. [9 de febrero de 2004]
FERNÁNDEZ RIVEIRA, Rosa (2001) "El voto electrónico: el caso vasco", Revista de Estudios Políticos, 112, pp. 199-236.
JONES, Douglas W. (2003) “The Evaluation of Voting Technology” en GRITZALIS, Dimitris A. (ed.) Secure Electronic Voting. Advances in Information Security, Boston, Kluwer.
LGA -LOCAL GOVERNMENT ASSOCIATION - (2002) The Implementation of electronic voting in the UK, Londres, L.G.A.
MITROU, Lilian et al. (2002) Legal and regulatory issues on e-voting and data prote-c-tion in Europe, E-Vote Project. [10 de enero de 2004]
RENIU, José María (2003) “Las reticencias de los actores políticos al uso de la red”, Cultura Democrática. Revista Diversa, 9, pp. 117-133.
RIERA JORBA, Andreu / ORTEGA RUIZ, José Antonio / BROWN, Paul (2003) Advanced Security to Enable Trust-worthy Electronic Voting, Barcelona, Scytl. [27 de febrero de 2004]

sigue 1 | 2


--------------------
Texto. Jordi BARRAT I ESTEVE · TU Derecho Constitucional, Universidad de León · dpbjbe@unileon.es. Josep Maria RENIU I VILAMALA, AU Ciencia Política y de la Administración Universitat de Barcelona · jreniu@ub.edu
Primera
Informes a los Presidentes
La llave · Revista
OVE
Ediciones Votobit
Misiones de Observación
Consultoría
Certificación
Voto:28*
(*) En preparación
• IV Informe
¿Cuánto vale confiar?
OVE • Emisión 15-09-2004

• III Informe
El Efecto hip-hop sobre el voto-e
OVE • Emisión 15-07-2003

• II Informe
La urna que guarda silencio
OVE • Emisión 15-01-2003

• I Informe
La información que
decide

OVE • Emisión 15-08-2002
NUEVO Emisión 24-06-05
Diseño de una plataforma de democracia digital
Por Ana Gómez Oliva, Sergio Sánchez García, Carlos González Martínez, Emilia Pérez Belleboni y Jesús Moreno Blázquez
r


NUEVO Emisión 27-05-05
Is there a future for internet voting?
Por Stephen Mason, Barrister

NUEVO Emisión 27-05-05
Voto Electrónico. Antecedentes y despliegue
Por Macarita Elizondo Gasperín

El computador cuántico y el final de la criptografía de clave pública
Por Fernando Acero Martín
Emisión 15-03-2005

El caso Indra
Por Antonio Yuste
Emisión 01-03-2005

Cuestionario OVE
Prueba Piloto en España de Voto por Internet
Observatorio Voto Electrónico Emisión 27-01-05

Consejo de Europa Recomendaciones legales y técnica sobre voto electrónico
Emisión 05-10-04

Informe. Elecciones catalanas de 2003
Por Jordi Barrat i Esteve y Josep Maria Reniu i Vilamala

DNI electrónico y firma electrónica

Por Fernando Acero
Emisión 24-04-03

La democracia
se pone al día

Por Javier Tornadijo
Emisión 28-03-2003

La automatización del proceso electoral
Por Ángel A. de la Rosa
Emisión 07-03-2003

Esto es lo que parece
Por Antonio Yuste
Emisión 10-02-2003

Los núcleos de decisión entran en el quirófano
Por Jorge A. García Diez
Emisión 03-02-2003


Estrategias civiles para crear transparencia
Por Antonio Yuste
Emisión 03-02-2003

El bucle decisor
Por Ángel Alonso
Emisión 15-08-2002

Estándares para los sistemas de votación
Comisión Electoral Federal de los EE UU

Patrocinio · Contacto
OVE (Observatorio Voto Electrónico) · Campus de Vegazana
Edificio Tecnológico, s/n · 24071 León - España · tel +34 987 291 915