MACARITA ELIZONDO GASPERÍN (*)
Voto electrónico. Antecedentes y despliegue
Votobit 27-05-2005
--Ericka Vaumpthel
Síntesis
Macarita Elizondo.
Egresada con Mención Honorífica y Medalla al Mérito Universitario “Gabino Barreda” en la Universidad Nacional Autónoma de México, Catedrática en las materias de Amparo y Técnicas Jurisprudenciales en la División de Estudios de Posgrado de la UNAM: Miembro fundador del Tribunal de lo Contencioso Electoral Federal, Juez Instructor en el Tribunal Federal Electoral, Coordinadora de Jurisprudencia y Estadística Judicial del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y actualmente Magistrada del Tribunal Electoral en la Unidad Regional Toluca de la V Circunscripción Plurinominal.
El uso técnico de la informática aplicada al proceso electoral empieza en los años 80´s, cuando se automatizan las bases de datos de los censos, y se empieza a dejar constancia “digital” del recuento de votos. Pero no fue hasta la campaña americana de 1994 que Internet tuvo protagonismo político como difusor de información (propaganda) y como espacio para el debate político.

En 1939, IBM (International Business Machines) construyó la primera computadora digital, MARK I, con la que se da inicio a la pionera generación de equipos de cómputo, apareciendo en esta época la primera computadora completamente electrónica. En la actualidad nos encontramos en la quinta generación de computadoras, en donde se toma en cuenta la inteligencia artificial y la comunicación con las computadoras vía voz; así como también el uso de medios electrónicos de almacenamiento masivo de datos (PDA), tal es el caso de las innovadoras máquinas denominadas “Palm Pilot”.

En México, la informática vinculada a los procesos electorales se remonta al XXVII Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, cuando aprobó la Ley para la Elección de Poderes Federales, promulgada el 1º. de julio de 1918, por Carranza; regulando la renovación, por elecciones ordinarias, de los Poderes Legislativo y Ejecutivo de la Unión. Algo que es sorpresivamente cautivador, si se toma en cuenta el pensamiento de los legisladores de esa época, es el contenido del artículo 58 de la citada Ley.

No somos los únicos con valiosas ambiciones de este tipo aplicadas al campo electoral (concretamente en cuanto al cómputo de votos), existen otras legislaciones que también han regulado algo al respecto; tal es el caso de Belgica, Estados Unidos, Brasil, Venezuela y Filipinas, países que cuentan con sistema de voto electrónico implantado; por otra parte algunos países de Europa, América, Asía y Oceanía se encuentran en fase de estudio para la implantación de dicho sistema.


Voto Electrónico

Introducción
Antecedentes
Países con sistema de Voto Electrónico Implantado
Países en fase de Estudio del Sistema de Voto Electrónico
Conclusiones


I. INTRODUCCIÓN
Cuatrocientos millones de personas utilizan en estos momentos la Red. Lo que empezó como un experimento académico y siguió como una herramienta, se ha convertido hoy en día en un asentamiento colonizado por todos, o mejor dicho por casi todos. Los modelos que se dibujan en el aire son fundamentalmente de dos tipos. El modelo norteamericano apuesta por aumentar la democracia directa, es decir, que Internet se convierta en el instrumento que multiplique la participación de los ciudadanos en la política. El modelo europeo se contenta con utilizar Internet para mejorar la democracia representativa que tenemos en nuestros países, es decir, consultando sí a los ciudadanos, pero abriendo menos instancias de decisión directa para ellos (1).

La simplicidad y rapidez del voto electrónico, tanto para el votante como para quién debe contar los resultados, debería permitir convocar a elecciones mucho más a menudo y que el ciudadano decidiera en forma directa sobre muchos más temas. Además, el desinterés creciente de la ciudadanía por la política podría combatirse porque el medio digital facilita la agrupación y contacto entre las personas, que podrían transmitir sus opiniones mucho más eficazmente y constituirse en grupos de presión con mayor o menor influencia. Las ventajas de una digitalización de la políticas son claras y ello sin contar con la eliminación de barreras geográficas que las redes aportan
(2).


II. ANTECEDENTES
El uso técnico de la informática aplicada al proceso electoral empieza en los años 80´s, cuando se automatizan las bases de datos de los censos, y se empieza a dejar constancia “digital” del recuento de votos. Pero no fue hasta la campaña americana de 1994 que Internet tuvo protagonismo político como difusor de información (propaganda) y como espacio para el debate político (3), pero ello no quiere decir que no podamos hacer una visión retrospectiva de mayor alcance.

Haciendo una apretadísima referencia histórica de las computadoras
(4), puede decirse que: el desarrollo social, artesanal y comercial alcanzado en Europa a fines del siglo XVII dio lugar a la aparición de la primera máquina capaz de efectuar cálculos automáticamente (5). En 1939, IBM (International Business Machines) construyó la primera computadora digital, MARK I, con la que se da inicio a la pionera generación de equipos de cómputo que fue impulsada fuertemente por la Segunda Guerra Mundial en virtud de hacer análisis de balística, apareciendo en esta época la primera computadora completamente electrónica. En los 50´s, al final del período correspondiente a la primera generación, surgió la cinta magnética para complementar las tarjetas y las cintas perforadas, y para mejorar la velocidad de transmisión de datos (6).

La segunda generación surge con la sustitución de bulbos por transistores en su interior, el volumen y el calor disipado disminuyeron considerablemente. A principios de la década de los sesentas, el cambio de los transistores por circuitos integrados miniaturizados dio lugar a la llamada tercera generación de los equipos de cómputo, disminuyendo su tamaño, disipando menos calor y trabajando a velocidades de cálculo de mil millonésimas de segundo; la denominada cuarta generación de computadoras surgió cuando miles de componentes electrónicos fueron agrupados en un espacio menor a una micra (milésima de milímietro) en un solo microcircuito y con la existencia del llamado “disco óptico” de gran capacidad de almacenamiento de información.

En la actualidad nos encontramos en la quinta generación de computadoras , en donde se toma en cuenta la inteligencia artificial y la comunicación con las computadoras vía voz; así como también el uso de medios electrónicos de almacenamiento masivo de datos (PDA), tal es el caso de las innovadoras máquinas denominadas “Palm Pilot”
(7).

En México, la informática vinculada a los procesos electorales se remonta al XXVII Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, cuando aprobó la Ley para la Elección de Poderes Federales
(8), la cual fue promulgada el día 1º de julio de 1918, por Venustiano Carranza, Presidente Constitucional, entrando en vigor el mismo día de su publicación. Este ordenamiento reguló la renovación, por elecciones ordinarias, de los Poderes Legislativo y Ejecutivo de la Unión, y precisó que dichas elecciones se celebrarían en los años terminados en cero o cifra par, el primer domingo de julio, (Constitución de 1917 –artículos 51 a 70- Sección I, Capítulo II, Título Tercero “De la elección e instalación del Congreso") (9).

Algo que es sorpresivamente cautivador, si se toma en cuenta el pensamiento de los legisladores de esa época, es el contenido del artículo 58, que está como elegante “parche” en el telar de este ordenamiento:

“ARTICULO 58. La votación podrá recogerse por medio de máquinas automáticas, siempre que llenen los requisitos siguientes:
I. Que pueda colocarse en lugar visible el disco de color que sirva de distintivo al partido y los nombres de los candidatos propuestos;
II. Que automáticamente marque el número total de votantes y los votos que cada candidato obtenga;
III. Que tenga espacios libres donde los ciudadanos puedan escribir los nombres de los candidatos cuando voten por alguno no registrado;
IV. Que pueda conservarse el secreto del voto;
V. Que el registro total señalado automáticamente sea visible e igual a las sumas parciales de los votos obtenidos por cada candidato;
VI. Que los electores de la sección (10) respectiva conozcan su manejo”

Concretamente fue en la sesión del día 13 de junio de 1918 (Diario de Debates del domingo 16 de junio
(11)) cuando se discutió el contenido del grandilocuente artículo 58 citado.

No somos los únicos con valiosas ambiciones de este tipo aplicadas al campo electoral (concretamente en cuanto al cómputo de votos), existen otras legislaciones que también han regulado algo al respecto, la pequeña GRAN diferencia estriba en que en estos países es norma vigente, lo que en México dejó de ser desde 1987
(12).

Esperemos que México, no diste mucho de la implementación de la automatización de los sufragios, desde el momento mismo de emitir el voto, para dar resultados oportunos, veraces y confiables a la ciudadanía en general
(13). Ya desde hace siete años atrás, mediante una investigación de quien suscribe estas líneas se sostuvo que (14): Imaginando un poco el futuro -al estilo Juliovernezco o de Huxley- pensamos que no estamos muy lejos de contar con sistemas computarizados, los cuales pueden ser empleados hoy en día dependiendo de los requerimientos de lugar, modo y tiempo, amén de optimizar los recursos humanos, económicos y materiales, por ejemplo, pensemos tan sólo en lo siguiente:

1. En las grandes urbes, que actualmente cuentan con toda una infraestructura y equipamiento eléctrico y electrónico. Véase tan sólo a nivel bancario la existencia de una red de cajeros automáticos, ergo computadoras, cuyo funcionamiento puede ser transplantado a la materia electoral y luego entonces podemos imaginar los siguientes hechos: De la misma manera como una persona con su tarjeta de crédito con banda magnética y con clave secreta tiene acceso a un cajero automático, que le indica, paso a paso, los botones que debe oprimir para realizar la operación crediticia de su elección; a nivel electoral podemos implementar lo mismo (claro está asesorados de los más altos profesionales del ramo de la ingeniería en computación), por lo que un elector, que cuente con su credencial para votar con fotografía que tenga la cinta especial magnética (15), diferenciable de otras credenciales, tendrá acceso a la casilla electoral computarizada para que emita su voto en forma secreta (16), el día de la jornada electoral, pues se activará la pantalla con el sólo hecho de depositar su credencial de elector (17). Por lo que entonces el elector deberá marcar su clave secreta y a continuación se desplegará en la pantalla la boleta electoral con todos los datos que actualmente contienen las boletas, programada de tal manera que cada círculo que contenga el color y emblema partidista se encuentre a los lados del diagrama donde se permita coincidir con los botones (o más aún actualmente existe un sistema de monitores con pantalla sensible al tacto) que el elector puede oprimir (uno para votar en la opción elegida y otro para anular el voto); además de aquellos otros botones que le permitan, si se quiere, escribir el nombre del candidato no registrado, o dejar su voto en blanco y pasar a la siguiente boleta electoral para la otra elección correspondiente. Podemos seguir comentando al respecto, pero dejamos en nuestro tintero, muy a nuestro pesar, todas las ideas que convergen en este proyecto.

2. En las zonas rurales, donde actualmente existen carencias de recursos. Con la finalidad de optimizarlos se piensa en cómo se encuentra estructurado actualmente todo el sistema de las casillas electorales pero con la única diferencia de que la boleta electoral no sea una hoja de papel sino un cartón bien diseñado equiparable a las “tarjetas perforadas” de la IBM (que data de principios del siglo pasado) donde el elector no se concrete a marcar con “crayol” una cruz de votación, sino a perforar (con una perforadora manual o de bolsillo ubicada en el lugar donde se encuentra la mampara) el espacio que contiene la preferencia partidista, una vez hecho lo anterior lo depositará en la urna y se procederá como siempre: a devolver la credencial de elector y a marcar su dedo pulgar con la tinta indeleble, pero a continuación no será necesario el llenado de múltiples y complicadas actas, sino la integración del paquete electoral con la compilación de todas las tarjetas para su pronta entrega al Consejo Distrital correspondiente, en donde existirá la terminal de computadoras que automáticamente cuente las tarjetas (se requerirá tan sólo 300 terminales) y a través de estas existe forma de conteo rápido que no es nada nuevo, los resultados podrán tenerse a unas horas de distancia de la jornada electoral (18), sin gastos excesivos y sin mayores problemas de capacitación.

Estos dos proyectos urbe-rural no se oponen, por el contrario se complementan, se apoyan, pueden ser de utilidad al mismo tiempo. Por lo menos, son una humilde propuesta circunscrita a nuestros vagos conocimientos en materia de computación, pero, eso sí, basados en lo que dijera RENAN sobre que: “La imaginación es la facultad que dibuja, modela y da color a nuestras ideas; es la intermediaria indispensable entre el pensamiento, el deseo y la realización. Por lo tanto, su papel es importante.”


III. PAÍSES CON SISTEMA DE VOTO
ELECTRÓNICO IMPLANTADO
(19)
El gobierno belga es pionero en la aplicación de sistemas de voto electrónico en Europa. En las últimas elecciones municipales celebradas el pasado 8 de octubre de 2000 el sistema ha sido utilizado por el 44% de los electores. En Estados Unidos hay una gran variedad de métodos de recuento automático. En las elecciones presidenciales de 2000 tan sólo el 1.6% de los electores votaron usando las papeletas convencionales de papel; el 9.1% usó el registro electrónico directo; el 18.6% usó las máquinas de palanca de votar; el 27.3% usó lectores ópticos y el 34.3% usó las tarjetas perforadas.

Brasil es el país más avanzado en la implantación de sistemas de voto electrónico. En las últimas elecciones celebradas en octubre de 2000 han votado por este sistema 109 millones de electores. Las principales motivaciones para su implantación del sistema fueron: La eliminación del fraude electoral; Reducción del tiempo de escrutinio; y Facilitar el ejercicio de voto por los analfabetos (cerca del 20% de la población.

En el caso de Venezuela Consultado el Consejo Nacional Electoral (CNE) en la descripción del proceso de votación se alude a la máquina de votar pero no se describe la misma, no obstante, da a entender que es una máquina de lectura óptica ya que los electores deben rellenar con bolígrafo unos óvalos colocados al lado de los espacios para los candidatos.

En Filipinas
(20), las primeras votaciones con voto electrónico fueron realizadas en las elecciones Generales el 11 de Mayo de 1998 en la citada región de Muslim Mindanao; por otra parte la India es uno de los pocos países que tiene un Ministerio específico de Tecnologías de la Información; la informatización del sistema electoral es un poco tardía: el censo de votantes se ha empezado a informatizar en el año 1998 y sólo se ha aplicado en algunos estados del norte del país (21).


III. PAÍSES EN FASE DE ESTUDIO DEL
SISTEMA DE VOTO ELECTRÓNICO
(22)
En Bosnia el sistema fue preliminarmente probado en elecciones de estudiantes en la Escuela Universitaria Legislativa Villanova (Pennsylvania). La iniciativa sigue en fase de proyecto pero ha atraído la atención del IFES (International Foundation for Election Systems) que colabora con el Gobierno de Costa Rica en un proyecto de voto a través de Internet. En el periodo 1992-1995 se han realizado diferentes test en Noruega y Dinamarca. En 1993 en Oslo (Noruega) se experimentó con una máquina de lectura óptica.

En España se han realizado diversas experiencias piloto
(23): Es importante señalar que en el Estado español, sólo Euskadi cuenta con Legislación Electoral en materia de voto electrónico, (Ley 15/1998, de 19 de Junio) aprobada por el Parlamento Vasco.

En Francia, aunque se han realizado pruebas piloto en las elecciones europeas en Estrasburgo con 4000 electores en 1994 y en las elecciones presidenciales en Issy-Les-Moulineaux en 1995, actualmente no se contempla el voto electrónico en este país.

En Holanda
(24) actualmente se está modificando la Ley que recoge el proceso electoral para incorporar el procedimiento del "voto electrónico de tarjeta con banda magnética", según el sistema utilizado en Bélgica, el cual sustituirá al "tablero electrónico" utilizado hasta ahora.

En el Reino Unido la Sociedad para la Reforma Electoral creó una comisión en enero de 2000 para la investigación de los sistemas de voto electrónico. El pasado 4 de mayo se realizaron pruebas experimentales de voto electrónico en Londres y otros municipios del país. En Argentina no disponemos de referencias de la Cámara Nacional Electoral (CNE) sobre experiencias con el voto electrónico; no obstante, existe información en la Red, según la cual este país, junto con Costa Rica, figura como interesado en adoptar estos sistemas de voto electrónico para el recuento de papeletas.

Por lo que se refiere a Canadá en el plan estratégico 1999-2002 se estudia la posibilidad de implementar sistemas de voto electrónico dada la implantación de las nuevas tecnologías en la sociedad canadiense (en recientes estudios estiman que el 40% de la población dispone de ordenador personal y el 17% usa habitualmente Internet). Se dice que se ha consultado el Tribunal Superior de Elecciones de Costa Rica y no se han encontrado referencias a experiencias de voto electrónico en este país si bien, como se ha citado anteriormente, es uno de los países interesados en el voto a través de Internet
(25).

En 1999 los japoneses realizaron una prueba piloto en el municipio de Kawaguchi. El censo electoral era de 362.743 electores, distribuidos en 78 colegios electorales, 11 de los cuales participaron en la prueba de voto electrónico y que incluían a 54.953 electores potenciales; el sistema empleado fue el de tarjeta con banda magnética.

Por último, en 1904 Australia empezó a mostrar interés por mecanizar el voto en las elecciones federales y el Ministerio de Interior pidió a varios inventores que enviaran sus máquinas para ser probadas. Se exigía, evidentemente, que los sistemas permitieran el secreto de voto y la no posibilidad de fraude
(26).


CONCLUSIONES
PRIMERA. Existe una intención legislativa a nivel mundial en favor del sistema auxiliar de máquinas y aparatos electrónicos para las elecciones, siempre y cuando velen por el invaluable secreto del voto y por la eficacia de las elecciones. Lo que es admirable es el hecho de que el legislador mexicano de 1918 captara la necesidad de aplicar el avance tecnológico de automatización de datos, a ciertas actividades electorales, principalmente aquellas vinculadas con el cómputo de votos para mejorar y facilitar los resultados.

SEGUNDA. Esperamos que en México, no diste mucho de la implementación de la automatización de los sufragios, desde el momento mismo de emitir el voto, para dar resultados oportunos, veraces y confiables a la ciudadanía en general. Estos mecanismos automatizados superan todo logro de credibilidad que pueda cubrir un “sondeo de opinión”, pues mientras que éstos son aproximaciones basadas sobre muestras, los resultados de una computadora son la realidad misma.

TERCERA. Las recientes experiencias en la aplicación de las nuevas tecnologías a los procesos electorales han cumplido, en parte, con lo pronosticado ya hace mucho tiempo por aquellos teóricos que han estudiado la evolución de las tecnologías y su impacto futuro en las distintas esferas de la vida social.

CUARTA. El voto electrónico engloba múltiples modalidades de votación, según el grado de sofisticación técnica se puede distinguir entre aquellas variantes que introducen el recuento, la selección de alternativas o la comunicación de los datos de forma electrónica y aquellas otras, de mayor complejidad, que permiten el voto desde cualquier lugar.

QUINTA. El voto electrónico como cualquier procedimiento electoral, puede y es utilizado tanto para tomar decisiones de forma colectiva como para escoger representantes que tomen las decisiones. La delegación o la participación en la toma de decisiones realizadas mediante las nuevas tecnologías tienen como características distintivas respecto a los “medios tradicionales” la reducción del costo de participación en términos de tiempo y esfuerzo para aquellos que disponen de los medios necesarios, el menor costo en tiempo y dinero del recuento y el incremento de los costos de supervisión del procedimiento.



NOTAS

(*)
Agradezco la colaboración de la Licenciada Verónica Pacheco Curiel para la búsqueda y sistematización del material de consulta.
(1) www.nuria.es.or/otros11.html
(2) www.iigov.org/dhial/dh20/dhial20_06.htm
(3) Página de Internet: www.iespana.es/gaiaxxi/nm-ladigitalizacionaldeagloba2.htm
(4) JOYANES AGUILAR, Luis. Programación BASIC para microcomputadoras, Madrid, 1990, 2ª ed. , pp. 1 a 3; AIKEN H.; BABAGE Ch., y otros. Perspectivas de la revolución de los computadores, Madrid, 1975, Ed. Alianza, pp. 698; ROBLEDO SOSA, Cornelio. Introducción a las computadoras, México, 1990, Ed. Tlamatini, pp. 1 a 22; SANDRES, Donald H. Informática: presente y futuro, México, 1986, Ed. Mc Graw-Hill, pp. 670; y GRUPO TEA. Apuntes del curso de introducción a las Microcomputadoras Personales y al Sistema Operativo MS-DOS, Centro Educacional, México, pp. 4 a 7.
(5) El desarrollo de las computadoras modernas se inicia con las primeras calculadoras mecánicas, de gran tamaño, basadas en el uso de engranes. La primera máquina de calcular fue diseñada por Wilhelm Schickard; en 1642, Blaise Pascal invento la máquina aritmética (Pascalina): una sumadora. En 1804 Falcón, Joseph-Marie Jacquard creó la tarjeta perforadora; este tipo de automatización fue el elegido por Hans Hollerith, quien fue el primer americano que construyó una computadora (por la necesidad de mecanizar el censo de los Estados Unidos de 1890), entendida como una máquina que leía tarjetas perforadoras, en el sentido de representar la contestación afirmativa por una perforación y la contestación negativa sin perforación.
(6) Es posible imaginar el prototipo de esta primera generación de equipos como una serie de gabinetes enormes, con un calor respetable alrededor, y con un ejército de empleados destinados a programarlos y darles mantenimiento.
(7) Información proporcionada por el Ing. José Alberto Monroy Gallegos. Jefe del Departamento en Sistemas del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, V Circunscripción Plurinominal.
(8) V. H. CONGRESO DE LA UNION. “Constitución de 1917”, Las Constituciones de México, México, 1991. pág. 248.
(9) Originalmente establecieron que la Cámara de Diputados se compondría de representantes de la Nación, electos en su totalidad cada dos años, un diputado propietario por cada sesenta mil habitantes o por una fracción que pasaba de veinte mil, teniendo en cuenta el censo general del Distrito Federal y el de cada Estado y Territorio, sin embargo, si la población del Estado o Territorio era menor que la anteriormente fijada, aún así la constitución preveía que se eligiese a un diputado propietario; y que la Cámara de Senadores se compondría de dos miembros por cada Estado y dos por el Distrito Federal, nombrados en elección directa, estableciendo que cada Senador durase en su encargo cuatro años, y renovándose la Cámara, por mitad, cada dos años.
(10) GARCIA OROZCO, Antonio. Legislación Electoral Mexicana 1812-1988, México, 1989. Ed. Adeo Editores, 3ª. Ed., pág. 230.
(11) Consultable en las páginas 3, 4 y 15 del referido Diario de Debates de fecha 16 de junio de 1918, correspondiente al Tomo III, año II, ficha 1, de la Tercera Epoca de la Edición Microfilmada del Comité de Asuntos Editoriales. LIV legislatura de la H. Cámara de Diputados. 1991.
(12) JOYANES AGUILAR, Luis. Programación BASIC para microcomputadoras, Madrid, 1990, 2ª. Ed., pp. 156.
(13) Estos mecanismos automatizados superan todo logro de credibilidad que pueda cubrir un “sondeo de opinión”, pues mientras que éstos son aproximaciones basadas sobre muestras, los resultados de una computadora son la realidad misma. Sobre encuestas, muestreos y sondeos de opinión, pueden consultarse: IMSS. ¿Qué es una encuesta?, México, 1981, pp. 39, y la REVISTA NEXOS. “Encuestalia”, México, Números. 158, febrero de 1991, pp. 65 a 67. No. 162, junio de 1991, pp. 14 y 15, No. 163, julio de 1991, pp. 67 a 69.
(14) ELIZONDO GASPERÍN, Ma. Macarita. “Defensa de los Candidatos como interés Público Nacional” . Tesis Doctoral. 1995.
(15) Actualmente la credencial de elector cuenta con tramas -ultra violeta- invisible y tramas visibles para el papel fotográfico, así como tramas –ultra violetas- para el laminado y contiene “... en el extremo izquierdo entre el Código de Barra y el bloque de recuadros para elecciones federales, de manera vertical, una área de 3 cms. de altura por 0.4 cms de ancho, en la que se localiza una serie de números que corresponden al O.C.R. (Reconocimiento Optico de Caracteres) que se integra por doce dígitos impresos en color negro, el Código de barra está cubierto con una franja negra (filtro infrarrojo). Lo anterior se anota con el sano propósito de utilizar lo ya existente para que mediante la programación de computadoras se permita el reconocimiento de estas credenciales, implementando lo necesario para que sean empleadas en la forma como se propone. Vid. ACUERDO DE LA COMISIÓN NACIONAL DE VIGILANCIA DEL REGISTRO FEDERAL DE ELECTORES POR EL QUE SE APRUEBAN VARIANTES MINÍMAS AL MODELO DE LA NUEVA CREDENCIAL PARA VOTAR, CON FOTOGRAFIA. Diario Oficial de la Federación. Miércoles 30 de septiembre de 1992, pp. 2 a 6.
(16) Con ello quiere decirse: por un lado, que la computadora no registre el sentido del voto mediante la identificación del votante, es decir, que no quede control del nombre del votante para efectos de cómputo; y por otro lado creando el espacio físico suficiente para que el elector se encuentre solo en la casilla cerrada de votación, sin que sea dable la vigilancia de terceras personas que puedan atentar contra el secreto del voto.
(17) Que al término del sufragio se le devolverá con la respectiva contraseña de haber votado ese año electoral.
(18) Los datos recabados en cada uno de los Consejos Distritales podrán transmitirse a otras áreas aún distantes que capten la información (por ejemplo a los Consejos Locales o de preferencia, en forma directa, al Consejo General del Instituto Federal Electoral) de una manera rápida y veraz, mediante el empleo de “modems o fax-modems” u otros instrumentos tecnológicos que se consideren más adecuados, por ejemplo, la llamada “tarjeta fax-modem” que ha demostrado tener cierta superioridad respecto de sus primas mecánicas , pues se puede programar para funcionar de noche y sin operarios al ofrecer la ventaja de transmitir con mayor claridad brincándose la etapa de captura óptica del original, pues se pasa directamente del disco duro de la computadora a la línea telefónica, lo que constituye una gran ventaja en cuanto a la legibilidad de los documentos recibidos. También hace posible que los documentos puedan leerse en pantalla sin la necesidad de realizar una impresión física. Lo anterior es posible, siempre y cuando estén encendidos los sistemas de cada “NODO”, programando la máquina para que en determinada hora envíe información a la Central que deberá estar preparada para recepción de esta información de cómputo electoral.
Actualmente existen los llamados “Portafolios Ejecutivos”, que son pequeñas computadoras con un fax y un modem integrado con la posibilidad de transmitir la información mediante el empleo de un teléfono celular; con lo cual no es necesario implementar grandes instlaiones físicas –de lugar- para su correcto funcionamiento, toda vez que son portátiles. El problema estriba en la necesidad de implementar la maner de que la transmisión, vía microonda, tenga CERO interferencias para contar con una mejor captación de la señal, lo cual se evita si se emplea la vía satélite para telefonía; actualmente las señales se realizan mediante los servicios concencionados de TELMEX porque son más baratos, pero bien podría pensarse en que el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales señalara expresamente la facultad del Instituto Federal Electoral de contar con el acceso a canales de transmisión vía satélite, para tales efectos. V. Microwave Networks. Folletos. EUA, 1992, pp.9.
(19) Página de Internet: www1.euskadi.net/botoelek/otros_países/sim0_c.htm
(20)
Se realizaron las primeras pruebas piloto en las elecciones autonómicas de Muslim Mindanao en 1996.
(21) Ver anexos 1 y 2, para mayor referencia de cada uno de los países con sistema de voto implantado, así como de los países que se encuentran en fase de estudio.
(22) Página de Internet: www1.euskadi.net/botoelek/otros_países/sim0_c.htm
(23) Dichas experiencias piloto fueron realizadas en : En Catalunya: En dos colegios electorales en las elecciones al Parlamento de Catalunya en 1995, el sistema utilizado es el de tarjeta con banda magnética; Comunidad Autónoma Vasca; Parque Infantil de Navidad en 1996 y 1997; Galicia: Experiencia en dos colegios electorales en las Elecciones al Parlamento de Galicia en 1997; y en la Comunidad Valenciana: Los ciudadanos de Villena (alicante) experimentaron con el voto con tarjeta de banda magnética en las elecciones automáticas del 13 de junio de 1999.
(24) Las experiencias piloto en este país han sido: Marzo 1995: Elecciones municipales en Ede y Elecciones municipales en Helmand; y Noviembre 1995: Elecciones sindicales en Philips Nijmegen.
(25) También se cita esta experiencia en otros webs electorales como el de Canadá y en el web del proyecto Democracia Global de Escuela Universitaria Legislativa Villanova (Pennsylvania) proyecto para ayuda a la democracia en Bosnia mediante la utilización de las nuevas tecnologías. No obstante, este método de votación por Internet no ha sido todavía introducido en Costa Rica principalmente por dos motivos: El primero porque el Gobierno no está satisfecho con los niveles de seguridad del sistema y el segundo porque culturalmente el día de la votación es contemplado por los costarricenses como un día de fiesta en el que el ciudadano regresa a su ciudad natal para visitar a la familia y los amigos debido a que muchos se encuentran desplazados pero deben emitir su voto en su ciudad natal.
(26) Las máquinas presentadas entonces no fueron aceptadas por no parecer apropiadas para adaptarse adecuadamente al sistema preferencial utilizado en este país. Posteriormente en 1983 un informe del comité para la Reforma Electoral concluyó que el voto computerizado no era apropiado en ese momento. En 1986 la Comisión Electoral Australiana (AEC) llega a la misma conclusión y, una década más tarde, ratifica esta opinión.


BIBLIOGRAFÍA
• AIKEN H; BABAGE CH., y otros. Perspectivas de la revolución de los computadores. Madrid, 1975, Ed. Alianza
• GARCIA OROZCO, Antonio. Legislación Electoral Mexicana 1812-1988. México, 1989. Ed. Adeo Editores, 3ª ed.
• GRUPO TEA. Apuntes del curso de introducción a las Microcomputadoras Personales y al Sistema Operativo MS-DOS. Centro Educacional, México.
• MMS. ¿Qué es una encuesta?. México, 1981.
• JOYANES AGUILAR, Luis. Programación BASIC para microcomputadoras. Madrid, 1990, 2ª ed.
• ROBLEDO SOSA, Cornelio. Introducción a las computadoras. México, 1990, Ed. Tlamatini.
• SANDRES, Donald H. Informática: presente y futuro. México, 1986. Ed. Mc Graw-Hill.
• VAGNHONI, Filippo. “Sistemas computarizados y los políticos”, Memorias del IV Curso Anual Interamericano de Elecciones.
• V. H. CONGRESO DE LA UNION. “Constitución de 1917”, Las Constituciones de México, México, 1991.


OTRAS FUENTES
• Diario de Debates. Tercera Época de la Edición Microfilmada del Cómite de Asuntos Editoriales LIV Legislatura de la H. Cámara de Diputados.
• Diario Oficial de la Federación. 30 de septiembre de 1992.
• Revista Nexos. “Encuestalia”. México, números 158, febrero de 1991. No. 162, junio 1991. No. 163 julio 1991.
• V. Microwave Networks. Folletos. EUA, 1992.
• Páginas del Internet:
www.nuria.es.or/otrosII.html
www.iigou.org/dhial/dh20/dhial20_06.htm
www.es.gsmbox.com/news/mobile_news/all/39995.gsmbox
www.enredadno.com/cas/en.medi@nuevasociedad/msg00035.html
www.el-mundo.es/navegante/2000/03/08/elecciones.html
www.mouse.tercera.cl/antes/Nro.151-1998.01.10/Nro.151C.html
www.mp3.swissinfo.org/es/inside/print/2002/hoy_print/eshoy012002.html
www.tercera.cl/diario/1998/11/08/39.html
www.iespana.es/gaiaxxi/nm-ladigitalizacionaldeagloba2.htm
www.1.euskadi.net/botoelek/otros_países/sim0_c.htm



--------------------
Texto. MACARITA ELIZONDO GASPERÍN
Fecha. 27-05-2005
Primera
Informes a los Presidentes
La llave · Revista
OVE
Ediciones Votobit
Misiones de Observación
Consultoría
Certificación
Master Internacional*
(*) En preparación
• IV Informe
¿Cuánto vale confiar?
OVE • Emisión 15-09-2004

• III Informe
El Efecto hip-hop sobre el voto-e
OVE • Emisión 15-07-2003

• II Informe
La urna que guarda silencio
OVE • Emisión 15-01-2003

• I Informe
La información que
decide

OVE • Emisión 15-08-2002
NUEVO Emisión 24-06-05
Diseño de una plataforma de democracia digital
Por Ana Gómez Oliva, Sergio Sánchez García, Carlos González Martínez, Emilia Pérez Belleboni y Jesús Moreno Blázquez
r


NUEVO Emisión 27-05-05
Is there a future for internet voting?
Por Stephen Mason, Barrister

NUEVO Emisión 27-05-05
Voto Electrónico. Antecedentes y despliegue
Por Macarita Elizondo Gasperín

El computador cuántico y el final de la criptografía de clave pública
Por Fernando Acero Martín
Emisión 15-03-2005

El caso Indra
Por Antonio Yuste
Emisión 01-03-2005

Cuestionario OVE
Prueba Piloto en España de Voto por Internet
Observatorio Voto Electrónico Emisión 27-01-05

Consejo de Europa Recomendaciones legales y técnica sobre voto electrónico
Emisión 05-10-04

Informe. Elecciones catalanas de 2003
Por Jordi Barrat i Esteve y Josep Maria Reniu i Vilamala

DNI electrónico y firma electrónica

Por Fernando Acero
Emisión 24-04-03

La democracia
se pone al día

Por Javier Tornadijo
Emisión 28-03-2003

La automatización del proceso electoral
Por Ángel A. de la Rosa
Emisión 07-03-2003

Esto es lo que parece
Por Antonio Yuste
Emisión 10-02-2003

Los núcleos de decisión entran en el quirófano
Por Jorge A. García Diez
Emisión 03-02-2003


Estrategias civiles para crear transparencia
Por Antonio Yuste
Emisión 03-02-2003

El bucle decisor
Por Ángel Alonso
Emisión 15-08-2002

Estándares para los sistemas de votación
Comisión Electoral Federal de los EE UU

Patrocinio · Contacto
OVE (Observatorio Voto Electrónico) · Campus de Vegazana
Edificio Tecnológico, s/n · 24071 León - España · tel +34 987 291 915